Como todo producto de calidad, su reloj requiere un mínimo de cuidado y mantenimiento para aumentar su vida.  

He aquí algunos consejos:

  • Cambio de pila a intervalos regulares (excepto Eco-Drive)

Exceptuando los relojes Eco-Drive, es recomendable cambiar las pilas regularmente (cada dos años mínimo) y evitar el riesgo de dañar la máquina a causa de los gases corrosivos que emanan de una pila agotada incurriendo en reparaciones costosas. Si la pila de su reloj se agotara llévelo al Service inmediatamente y si el reloj es sumergible asegúrese que le cambien también las juntas y lo sometan a un test de sumergibilidad.

  • Asegúrese de reparar inmediatamente cualquier daño

Un daño pequeno en su reloj puede acarrear un daño mayor e inclusive la pérdida irreparable. Si nota que se ha roto el cristal, la caja, la malla, la corona, puede penetrar agua o polvo; lleve lo más pronto posible su reloj al Service. 
Si no puede repararlo inmediatamente, no lo use.

  • Cuidado de temperatura 

Evite temperaturas extremas. Exponer su reloj a altas temperaturas, como ponerlo en el tablero del automóvil o usarlo en una bañera con agua caliente, puede ser causa de mal funcionamiento, disminuir el tiempo de duración de la pila o dañar el mecanismo. Exponer su reloj a temperaturas extremadamente bajas puede causar irregularidades en su funcionamiento, esto hasta que el reloj vuelva a una temperatura normal.

  • Resistencia a golpes

El reloj puede ser usado mientras se juega golf u otras actividades, pero hay que evitar golpes severos como dejarlo caer o golpearlo.

  • Resistencia magnética

No debe haber ningún problema al usar su reloj cerca de aparatos electrónicos comunes como la televisión o estéreos. Hay que mantenerlo lejos de magnetos.

  • Resistencia a químicos

No exponga su reloj a químicos o gases por periodos largos.

  • Limpieza del reloj

La suciedad acumulada en la caja, el cristal o la correa debe ser removida con una tela suave para prevenir daños o desgaste prematuro.

  • Cuidado para mallas de metal

Para alargar la vida y buena apariencia de los relojes con brazalete metálico, hay que seguir las siguientes recomendaciones:  Hay que tomar en cuenta que el brazalete está en contacto con la piel por lo que recibe transpiración y polvo, por lo que si no se limpia regularmente se ensucia, particularmente en las uniones de los eslabones.

La transpiración y el polvo, pueden causar manchas en el brazalete o irritación en la piel.

Si hay mucha transpiración, hay que quitarla de la caja y el brazalete con una tela suave. El brazalete debe ser limpiado ocasionalmente con un cepillo de dientes y agua tibia con poco jabón, después hay que enjuagar con agua fresca y secar perfectamente con una tela suave. Si el reloj no es resistente al agua debe ser llevado a un Centro de Servicio Autorizado Citizen para su limpieza.

  • Correa de cuero

Si hay mucha transpiración y no se limpia, la correa de piel puede desteñir o resecarse debido a que pierde sus aceites naturales.

  Cualquier tipo de líquido debe ser removido inmediatamente con una tela suave o con una toalla de papel y dejar que seque al natural. 

Residuos de sal y manchas pueden ser removidos de la piel limpiándola con una tela suave húmeda y jabón neutro o con limpiador especial para piel.

Ocasionalmente, la parte interior de la correa debe ser limpiada con una tela suave humedecida con alcohol.

La correa de cuero debe ser usada un poco holgada (un dedo de espacio entre la muñeca y la correa) para permitir que circule el aire.

  • Correas de caucho

Las correas de caucho deben ser lavadas con frecuencia utilizando un cepillo suave, jabón neutro y agua tibia.

Después de utilizarse en agua salada, debe lavarse profundamente utilizando el mismo método. 

Si no se limpian solventes, aceites de bronceado, sal y sudor, las correas de caucho pueden deteriorarse rápidamente.

  • Cuidado de relojes resistentes al agua 

Aunque los relojes resistentes al agua están garantizados, hay cuidados que se deben tener para prevenir daños que puedan resultar por algún descuido:      

No mueva ni presione la corona mientras el reloj está en el agua o mientras está húmedo. Hay que asegurarse que la corona esté cerrada antes de exponer el reloj al agua. 

Si el reloj ha sido sumergido en agua, hay que secarlo completamente de inmediato. Si el reloj tiene contacto con agua salada, asegúrese de enjuagarlo con agua fresca y tibia para remover cualquier residuo de sal. 

  Si el reloj se moja al limpiarlo o por accidente, no hay que guardarlo en un lugar cerrado. Debe secarse de inmediato, si queda empañado el cristal hay que llevarlo a un Centro de Servicio Autorizado Citizen para revisar daños en el mecanismo. 

Hay componentes vitales que evitan la entrada de agua al mecanismo del reloj que pueden dañarse con el tiempo y el uso. Las juntas (O-rings), coronas y otros materiales deben ser reemplazados cada uno o dos años para asegurar la resistencia al agua. 

MUY IMPORTANTE:

TEMPERATURAS: no exponga su reloj a temperaturas extremas. A pesar que el reloj puede está preparado para ello: no abuse

SUMERGIBILIDAD: los relojes sumergibles están preparados para sumergirlos eventualmente en el agua, sólo los relojes de buceo se pueden sumergir reiteradamente (con el mantenimiento anual).        

Si su reloj WR100M no es de buceo puede sumergirlo pero sin abusar: el agua caliente, el agua muy  fría, el jabón, el agua salada y los líquidos corrosivos minan la estanqueidad del reloj aún si su reloj es sumergible.

Si tiene una duda: Consulte a nuestros técnicos   CLICK